Sapere Aude

Atrévete a saber

Concierto de Josué Bonnín de Góngora en León

El conocido compositor Josué Bonnín de Góngora ha realizado la interpretación musical de los CD que acompañan varios libros de Sapere Aude (Transgótico fulgor, La música del silencio, El Susurro del Ave Fénix...).

La revista Ritmo, seguramente la mejor de música en España, hace aquí una más que elogiosa crítica de su concierto en León el pasado 19 de noviembre.

Reseña: Diciembre 2016

Se presentó el compositor y pianista Josué Bonnín de Góngora en la sala con un repertorio de su exclusiva autoría. A pesar de los conciertos que le avalan en su carrera, siempre despierta dudas lo nuevo en las salas de concierto. La duda se disipó ante una sala abarrotada –no es muy grande- cuando sonaron las primeras notas de “Evocación” –la más bella de sus hijas, según la discográfica ECR-. Ejecutada con gran emotividad, de líneas puras, arrancó, para este íncipit un prolongado aplauso. Decía Don Quijote que empezar los asuntos es tenerlos medio acabados. Bien sabía el compositor después de esta ejecución que tenía el público en el bolsillo.

La cosa fue “in crescendo” y la interpretación de su “Cuento del Retiro nº 2” arrancó algo más que aplausos. Alguna que otra lágrima se dejó ver en el auditorio. La ejecución, de nuevo, clara y limpia en sus matices. No obstante, estas obras no presentan, inicialmente, gran dificultad pianística. Empero; no son tan fáciles en su faceta emotiva: al pianista se le ve en el pulso. Y Bonnín de Góngora tiene un dominio único de la pulsación: gestual a veces, pero siempre eficaz y expresiva. La poesía nº 9, obra de matices fue también largamente aplaudida. Pero hasta aquí, aún desarrollándose el concierto de forma muy comunicativa con la sala –aplausos entusiastas, bravos y algunas emociones- nadie podía prever la explosión volcánica –como dijeron algunos asistentes- de la interpretación del “Vagabundo y la Vida”. Los acordes iniciales, ejecutados con gran fuerza, inequívocos, arrancaron un solemne silencio de la sala.

Prosiguió un dificilísimo pasaje en octavas a lo largo y ancho de todo el teclado ante un público al que ya no le cabían dudas. El Vagabundo y la Vida arrancó aplausos de casi dos minutos ante los “bravos” de un público que fue fiel desde los primeros instantes del concierto.

La poesía nº 14 pasaría casi inadvertida después de la anterior interpretación. El compositor, con visibles signos de agotamiento no pudo ejecutar las cinco miniaturas pianísticas –no cumpliendo con el programa- y tan sólo nos regaló dos. Una de ellas “La muchacha dorada” –que recalcó el compositor que iba dedicada a su sobrina Karen- de particular belleza y sensibilidad. De nuevo, alguna que otra lágrima se dejó entrever entre el público –el alma por los ojos desatada, como diría el gran D. Luis de Góngora, ascendente del compositor-.

De nuevo, al igual que el “Vagabundo y la Vida” cerrara la primera parte del recital; el fragmento solista del “Concierto para piano, coro y orquesta en do menor” terminó por rendir en absoluto a la sala. El duro concierto parecía que también hizo rendirse al compositor; con visibles signos de cansancio y al que se le resistió la brillantez de otras ocasiones en algunos pasajes del fragmento solista del concierto, pero siempre pletórico de fuerza y emotividad.

A pesar de ello, tuvo que atender a la demanda del público: cinco bises es el resultado. Hubo alguien del público que comentó “no sabía que en España tuviéramos un compositor tan grande”, otros demandaban más obras. El compositor, atendiendo al público, tocó un “pequeño vals en do menor” que hizo las delicias de un público que al abandonar la sala ya estaba pidiendo el regreso de Bonnín de Góngora.
Felicidades también a la sala Eutherpe por tan buena labor como desempeña con nuestros músicos.

Tubal-CaínConcierto del compositor y pianista Josué Bonnín de Góngora celebrado en la sala eutherpe de león el día 19 de noviembre de 2016. 

Foto: Concierto del compositor y pianista Josué Bonnín de Góngora celebrado en la sala eutherpe de león el día 19 de noviembre de 2016.