Enrique Trogal

    Enrique Trogal

    Licenciado en Historia Antigua y Medieval por la Universidad Autónoma de Madrid, comienza como eventual documentalista para los trabajos arqueológicos en el Castillo de Moya (provincia de Cuenca), prueba como profesor sustituto la dura experiencia de la enseñanza, vive cuatro años como DUE en hospitales y Centros de Atención Primaria de Gran Canaria, sobre todo en Las Palmas de Gran Canaria y San Bartolomé de Tirajana y tira las maletas para acabar su aventura profesional como funcionario europeo en la Unidad de la Traducción Española del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo; así, pudo cantar confundido como uno más el lamento del coro de los hebreos con el “Va, pensiero”: O t’ispiri il Signore un concento/ che ne infonda al patire virtù… hasta alcanzar el jubileo, muy bien ganado. Y sin dejar de escribir. Para dejar testimonio en cada tiempo y en cada lugar de su dura trashumancia, de los pasos peligrosos, de los amoríos aventureros, del trato, a veces híspido, con las personas humanas, del gozo indescriptible del teatro, y de la realidad que chorrea de nuestras costuras como una viscosa criatura de Lovecraft. A través de fantasías, invenciones y autoficción, con la pluma siempre en la mano como quería Cervantes y un soneto preparado en la cartuchera métrica.